17 de Agosto de 2018

 Cómo preparar tu propia leche condensada casera

 Cómo preparar tu propia leche condensada casera
¿A quien no le gusta la leche condensada? Con ella se puede preparar un sinfín de postres deliciosos e inclusive algunas bebidas. Sin embargo, se trata de un ingrediente un tanto caro en los supermercados, por lo que mucha gente deja de comprarla y desiste de hacer exquisitas recetas.
Receta de leche condensada casera
Ingredientes
1 taza y ½ de leche entera.
½ taza de azúcar de caña o azúcar blanca en caso de que no tengas.
3 cucharadas de mantequilla.
1 cucharadita de extracto de vainilla.
Preparación
En una cacerola mezcla el azúcar con la leche.
Lleva la olla a fuego lento y revuelve con frecuencia.
Tan pronto como empiece a salir vapor de la leche baja un poco más el fuego.
Cuando el azúcar se haya disuelto por completo, baja la llama al mínimo.
El objetivo de este tipo de cocción es reducir la cantidad de leche hasta la mitad del contenido. Esto puede llevarte hasta dos horas.
A continuación, cuando el líquido se haya reducido a la mitad, apaga la llama e incorpora la esencia de vainilla y la mantequilla.
Mezcla bien hasta integrar los ingredientes. Si te parece un poco largo el proceso, puedes acelerar la cocción subiendo la intensidad de la llama. Ten la precaución de revolver de manera constante para evitar que la leche se pegue al fondo de la olla.
Cuando ya tengas la leche condensada casera lista, déjala que se enfríe antes de utilizarla.
De esta preparación obtendrás un poco menos del contenido de una lata de leche condensada de tamaño normal.
Existe una variante que consiste en añadir ½ taza más de azúcar de caña y 2/3 de leche evaporada a la preparación. En el caso de que quieras algo más light, reemplaza el azúcar por Stevia o algún otro endulzante no calórico que tengas en tu cocina.
No te pierdas la sección especial de Recetario Informe21
Fuente: vix / MF

Comentarios