21 de Enero de 2018

¿Mantenerlo en secreto?

¿Mantenerlo en secreto?
¿Cómo explicarle a un niño que alguien cercano a él tiene cáncer? A continuación te decimos algunos aspectos que debes considerar para tratar este tema de la mejor manera posible.
Seguramente te ha pasado por la mente mantener en secreto tal acontecimiento para evitar que el niño sufra, sin embargo, al ser un tema tan delicado corres el riesgo de que sin querer el pequeño deduzca lo que está pasando, generándole sentimientos de ansiedad, tristeza y preocupación. Ante una noticia así, los niños pueden desencadenar diversos problemas como orinarse en la cama o tener problemas de conducta.
Debes tomar en cuenta que los niños tienen la misma capacidad para entender que algo no está bien en casa al igual que un adulto, la diferencia es que ellos no saben cómo procesar este sentimiento, pero tú estarás ahí para apoyarlo.
Si los niños se enteran que papá o mamá tiene cáncer por otra persona, puede ocasionar que la confianza entre ustedes se vea sumamente afectada. Si los niños piensan que sus padres están siendo imprecisos o que están tratando de ocultarles algo, se les hará difícil creer que les están diciendo la verdad.
– Si tu pequeño tiene entre 5 a 8 años, puedes decirle que por un tiempo mamá o papá va a estar enfermo y que va a tener que ir constantemente al doctor, por lo que algunos días estará más cansado. Dale la confianza de que te pregunte cualquier duda que le surja. Abiertamente pregúntale qué siente y si entiende lo que está pasando, no tengas miedo de cuestionarlo.
– Si tu hijo tiene 10 años o más y conoce el nombre de tu enfermedad, sé clara con él. Hablen de todo el proceso, de cómo va a cambiar la dinámica en la casa, que no es tu culpa ni la de nadie. Tienes que decirle que es normal estar asustado o triste y que si tiene alguna pregunta puede hacerla. Cuéntale cuánto tiempo estará mamá o papá en el hospital. Promueve siempre la comunicación con tu hijo y ayúdalo para que entienda la situación.
– Nunca promuevas el silencio. Si ves que tu hijo está presentando cambios en su carácter, inmediatamente habla con él o busca ayuda psicológica.
– Está bien hablar de los sentimientos de preocupación, pero sin llegar a ser fatalista.
– No mientas. Aunque tus hijos sean pequeños o mayorcitos, la mentira tarde o temprano saldrá a la luz y ellos pueden sentirse desorientados.
– El cáncer es una enfermedad que se puede tratar. Ante una situación así acude con un especialista para resolver todas tus dudas y las de tu pequeño.

Comentarios