17 de Agosto de 2018

Los ‘Bad Hombres’ que conquistaron Hollywood

Los ‘Bad Hombres’ que conquistaron Hollywood
El idioma español no es ni de lejos una prioridad para el Gobierno de la Casa Blanca estadounidense. Primero, la web en español de la Casa Blanca, destinada a informar a 36.6 millones de estadounidenses hispanoparlantes de los asuntos del gabinete de Donald Trump, ha desaparecido y no tiene fecha de regreso.
Cuando su cortometraje se hizo viral, los uruguayos comenzaron a vivir el sueño americano
Segundo, Trump ha sido claro en que quiere limitar el ingreso a los Estados Unidos de dos grupos específicos: los musulmanes y los inmigrantes ilegales de México y Centroamérica, a los que Trump llamó en su limitado castellano "los bad hombres".
Pero los uruguayos que triunfan en Hollywood, Fede Álvarez y Rodolfo Sayagués, han decidido ser los Bad Hombres del cuento, registrando el dicho de Trump para llamarle así a su casa productora de filmes de terror, thrillers y ciencia ficción.
La historia de Fede Álvarez y de Rodo Sayagués es el sueño americano. Ambos saltaron a la fama después de que se hiciera viral en YouTube y Taringa! el corto Ataque de Pánico en el que robots gigantes destruyen Montevideo. Con ese trabajo, Fede Álvarez llamó la atención de Hollywood y de la persona que le abriría todas las puertas: el director y productor Sam Raimi.

Alvárez, quien radica en Los Ángeles, ha destacado por su trabajo en la dirección de Evil Death y Don't Breathe, esta última que recaudó más de 89 millones de dólares en Estados Unidos y calificada por la revista Rolling Stone como una de los 50 mejores filmes de horror de lo que lleva el siglo XXI.
Después de eso, la carrera de Fede Álvarez se disparó y fue escogido para dirigir la secuela de La Chica con el Dragón Tatuado, Incógnito, Dantes Infierno y firmó contrato para crear la segunda parte de Don't Breathe.
En el mejor momento de su carrera, Álvarez y Sayagués crearon Bad Hombre para impulsar el talento. En sus palabras:
Es una gran época para las ideas originales y la narrativa de calidad del género. Por ello, no podría estar más emocionado sobre Bad Hombre y la posibilidad de apoyar voces frescas y emocionantes en la cinematografía.
El nombre elegido para la casa productora de ciencia ficción y terror es un intento más por apropiarse de la política xenófoba de Trump y hacer de 'Bad Hombre' un estandarte de rebeldía ante la nueva administración estadounidense.

Comentarios